DAKAR
Peredo espera contar con mayor presupuesto para el siguiente rally. Foto: DIEZ

'Happy' Peredo apostará todo al Dakar de 2018

El cruceño afirmó que su objetivo es competir en una categoría mayor para el próximo Dakar. Espera poder contar con un mayor presupuesto para participar en un coche de mayor potencia.

Mié, 18/01/2017 - 12:30
Alexander Vidal - DIEZ

El piloto cruceño Eduardo ‘Happy’ Peredo aseguró que apostará fuerte para el rally Dakar 2018. Espera contar con un mayor presupuesto y participar en la principal categoría de coches. Este año, en su debut, fue el ganador de la sub-categoría T1-S haciendo inflar el pecho a muchos bolivianos por este logro importante.

“Este Dakar (2017) fue emotivo para mí, viví muchos momentos inolvidables. Ya pensamos en el 2018. Queremos subir de categoría. Vamos a trabajar con nuestro equipo de prensa y patrocinadores para poder estar en el rally de una manera más competitiva”, dijo Peredo, en conferencia de prensa este miércoles en las instalaciones de Multicenter. El piloto recibió algunos reconocimientos de sus patrocinadores, entre ellos Herbalife un póster del corredor.

Peredo reconoció que espera contar con mayor presupuesto para el siguiente rally. La idea es potenciarse en todos los aspectos, incluida la máquina de competencia. “Este año vamos a tratar de minimizar el presupuesto para las competencias nacionales y llegar con uno mayor para el siguiente año (en el Dakar)”, dijo Peredo.

Luego de una buena actuación en su primera participación, ahora apunta a estar más arriba en la clasificación general para el siguiente rally. “Nos trazamos el objetivo de terminar entre los 30 en la general y estuvimos en el puesto 25. Este año vamos a trabajar duro para lograr nuestro objetivo el 2018”, sostuvo.

Compró la batería a un policía para llegar a la meta

El piloto confesó que la carrera se le complicó en la cuarta etapa. En el tramo San Salvador de Jujuy y Tupiza tuvo un problema con el alternador por lo que tuvo que pararse en media carrera. Contó que tuvo que comprarle la batería de un policía para poder llegar a la meta esa jornada.

“Saliendo de las dunas se nos bajó el voltaje de la batería y perdimos todo el sistema eléctrico, nos dimos cuenta que era el alternador. Casi me enloquezco, luego vi a un policía a unos 1.000 metros le compré su batería, así pudimos terminar el día luego de 350 kilómetros”, comentó Happy.


COMENTAR

Diosa Diez

Decidida. Esta joven, de 22 años, cursa el octavo semestre de...